Apenas un error…

A pesar de todos los prejuicios que ellos puedan tener, los neonazis tienen algunos problemas en común con la especie humana -al fin y al cabo tambien son primates aunque son primitivos y menos inteligentes que el Homo Sapiens- pero sus consecuencias son “diferentes”. Y Molly Cram es una prueba curiosa de estas “consecuencias”

...y su ex pareja.
Molly Cram…y su ex pareja.

Ella era una neonazi hembra (mujer no corresponde…) que tenía problemas de fertilidad y optó por un tratamiento de inseminación artificial en un hospital de Chicago, dejando muy claro que pretendia mantener “la pureza racial” de quien viniese al mundo, o sea que no aceptaría de ninguna manera que el donante de semen sea negro, judío o latino. Transcurre la preñadez de Molly sin sobresaltos hasta el momento del parto : salio mestiza. Indignada la madre fue a reclamar al hospital, el cual reconocio que por error (?) ella habia sido inseminada con un donante afroamericano. Recibió un resarcimiento economico de parte del hospital, pero las “consecuencias” no se hicieron esperar : el novio le dejó acusandola de “zoofilica”, fue abandonada por sus amigos de la comunidad neonazi y ella quedó con un “dilema moral” que la atormenta hasta hoy.

La comunidad NeoNazi no me quiere ahora. Mi hija es desagradablemente mitad negra con labios de mono y va a ir al infierno por impura. Pero una parte mía la quiere ya que es mitad humana” exclamó la pelotuda mental esta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s