Estamos contigo

Estamos contigo

La segunda que iba solo a Buenos Aires. Fui solo. Tenia una cita con mi tío, el cual habia fallecido 5 meses antes. Para volver a verlo, escogi el dia de su cumpleaños en una visita relampago, pero -a diferencia de la vez anterior- traté de que el viaje me fuera ameno, no queria que su presencia espiritual notara mi tristeza, mi pena porque la vida hubiera sido tan injusta con el, y tambien con nosotros, su estirpe.

Por eso, para animar mi viaje -sabia que en la ciudad el proceso de como llegar al puto cementerio me iba a mantener entretenido- me fui a la cubierta sin mas compañia que el termo, el mate y mi Benq W1220, mi compañera de recuerdos en formato de imagenes. El mar, el amanecer, la lejana costa uruguaya que se perdia al tiempo que asomaba a lo lejos el contorno bonaerense. Imagenes preciosas.

Pero ninguna me dejo mas mensaje que, poco antes de llegar a Puerto Madero, ver hacia atras y -proceso comun- las pequeñas embarcaciones de escolta. Verlas siguiendo el camino empezado por el barco y continuado por el reflejo del sol sobre el rio. O corrigiendo la frase ” ver hacia atras y -proceso comun- las escoltas que me dio la vida : Sandrita y sus hermosos hijos, mi vieja que siempre estuvo a mi lado…y mi amado viejo, tan lleno de dolores callados como alegrias sonoras. Verlas siguiendo el camino empezado por el alma y continuado por el amor al tio mas hermoso que pueda existir.

 

A la memoria y salud del tío Juan, y de esa familia hermosa que me toco tener. Los amo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s